,

10 Consejos para ahorrar en comida

Evitar el desperdicio de alimentos es una causa fundamental actualmente. Basándonos en cifras de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación):

*Un tercio de la comida de todo el planeta acaba en la basura.

*Solo contabilizando los restaurantes españoles, se desperdician 63.000 toneladas de alimentos anuales.

*Cada ciudadano de la Unión Europea tira a la basura 179 kilos de comida anualmente.

 

  La base es la reducción de la pérdida y controlar el desperdicio de alimentos. El hambre que sufre una gran parte de la población es un desafío a superar para encontrar el desarrollo aunque el planeta actualmente produce una cantidad de alimentos mas que suficiente para todos/as.

  Con estas razones de peso por delante y conscientes de que se pueden encontrar muchas mas quiero desarrollar una serie de consejos prácticos, sencillos y accesibles para ahorrar alimentos y en definitiva gastar menos dinero.

 

  Algunos consejos para ahorrar en alimentos:

 

*1º Nunca compres comida con el estomago vacío.

   Es un consejo fundamental, el estomago vacío solamente trae problemas: saltarte la dieta, comprar mas cantidad de comida, comprar alimentos que no necesitas o  incluso comprar comida que no te llega del todo a agradar. Con comida en el estomago se decide mejor, vas a ser mas razonable y coherente.

 

*2º El congelador es tu mano derecha en el ahorro.

 Hay que ser previsor, antes de tirar ahorra congelando y descongela lo estrictamente necesario.

– Los guisos se pueden congelar perfectamente.

– Fruta congelada sirve para batidos y Smoothies.

– Caldos también.  

– Sopas tanto frías como calientes.

–  El pan si se congela en buen estado mantiene sus cualidades una vez descongelado.

 Son muchos los productos que pueden congelar para consumir otro día antes de terminar tirándolo a la basura.

 

*3º El pan duro puede tener otros usos.

  Lo primordial es llegar a que esto no pase pero en ese caso no hay marcha atrás salvo dar rienda a la imaginación. El pan duro nos da un toque de textura en gazpacho andaluz, porra antequerana y salmorejo cordobés por ejemplo. Ideal para hacer migas o para fabricar pan rallado. Se pueden cortar cuadrados para hacer picatostes y cortado en rebanadas tendremos tostas tras hornearlas. Aquí tenéis algunos ejemplos de las utilidades e incluso hay muchas mas como para ligar guisos pero lo principal es usar la imaginación y evitar tirar comida.

  Para los que seáis cocineros profesionales solo decir que es importante saber cocinar pero gestionar el producto es fundamental.

 

*4º La fruta madura es perfecta para zumos, batidos y Smoothies.

  Personalmente me gusta comer la fruta madura, tiene un dulzor natural y especial. Aparte también se pueden hacer compotas, mermeladas, siropes y coulis… las opciones son extensas. La fruta madura pierde atractivo pero en sabor suele tender a ganar respetando unos limites. Probad y veréis!

 

*5º Planifica la compra semanal. Organízate!

  Esto es fundamental, no compres lo que no necesitas.

 ¿Cuántos sois en casa?

 ¿Qué días coméis en casa?

 ¿Cuánto coméis habitualmente?

  Ponle freno a tus impulsos consumistas y gestiona tus necesidades lo máximo posible.

 

*6º ¿Qué tienes en tu despensa y nevera?

  La comida no es un tesoro que se pueda acumular y que gane valor con el paso de los días. Tampoco es un bien que dejes en herencia a tus nietos, la comida es comida y” si tu la guisas, tu te la comes”.  Tener comida congelada está bien pero no es vitalicio, aun congelado como máximo a los 6 meses caduca. Un congelador no es un armario.

“La ropa pasa de temporada, la cocina de pudre”

  Algunos congeladores de casa apuesto que al abrirlo tienen mas mercancía que el baúl de los recuerdos. Antes de comprar mas, comete lo que tienes acumulado y solamente deja lo imprescindible.

 

*7º Utiliza la imaginación.

La cocina es divertida y ahora toca divertirse con ella. Por delante tienes distintos alimentos y la oportunidad de crear nuevas recetas o hacer recetas que conoces pero versionadas. Lo importante es que gastes ese genero que tienes parado y no lo llegues a tirar, disfruta porque la cocina está hecha para disfrutar.

Añade a tus recetas alimentos con los que no sepas que hacer! No temas probar y practicar. Verás como tu mismo te sorprendes.

 

 * 8º Ordena y conserva toda la comida lo mejor posible.

  Tapa las lechugas con papel húmedo, cierra bien los recipientes, quita caldos o líquidos de carnes o pescados, revisa las temperaturas de tu frigorífico y congelador. Hay que cuidar con mimo y atención los alimento para alargar su vida natural. Si esta norma se lleva por sistema te aseguro que todo es mucho mas fácil de lo que parece.

 

*9º La verdura sobrante en lugar de tirarla se puede cocinar y congelar.

  El procedimiento es sencillo: Limpia y trocea; hierves y la refrescas en agua muy fría con hielo. Secas la verdura y ayudándonos de bolsas de congelación podremos congelarlas perfectamente. Lo mejor es cocinar para consumir al momento pero antes de tirarlas es preferible hacer esto.

 

*10º Calcula las cantidades a cocinar, algunas veces el ojo se equivoca.

  No derroches. Ayúdate de un peso calcula según los comensales la comida que vas a necesitar cocinar. Las recetas son muy buenas amigas en estos casos para gestionar las cantidades y prevenir excedentes innecesarios de alimentos que terminarían en la cocina. Ten claro que la pasta y el arroz suben de volumen tras el cocinado.

  Todos los ámbitos de la gestión de los alimentos son la base para frenar el derroche de alimentos.

 

 Espero que estos consejos les hayan servido de buen uso y que estén disfrutando con Una Locura Llamada Cocina, gracias a todos/as.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *