Recetas de comida faciles

, ,

Fraisier de Fresa

Sonia Macías. Una Locura Llamada Cocina.

 

Como estamos en plena época de fresones y fresas, hoy traemos una receta muy clásica de la repostería francesa, el Fraisier, en la que estas frutas son el principal ingrediente. Aunque pueda parecer una receta algo más complicada porque lleva más elaboraciones, resulta muy vistosa y exquisita, digna de una gran mesa.


Bizcocho genovés:

*200 g de huevo

*20 g de yema de huevo

*120 g de azúcar

*120 g de harina

*15 g de mantequilla

Almíbar:

*200 g de agua

*200 g de azúcar

*30 ml de licor de fresas

Crema mousseline:

*375 g de leche

*120 g de azúcar

*60 g de yema de huevo

*35 g de maicena

*185 g de mantequilla

*1 rama de vainilla


Decoración:.

 

* 300 g de fresas

*Mermelada de fresas

Bizcocho genovés:

*Calentar los huevos con la yema y el azúcar al baño María a 50ºC – 55ºC.

*Montar los huevos con la yema y el azúcar en la batidora hasta que se enfríe completamente.

*Incorporar la mantequilla fundida a 45ºC-50ºC y al final la harina tamizada. Mezclamos bien con movimientos suaves y envolventes.

*Hornear 180°C durante 25 minutos aproximadamente, podemos echarlos en moldes de aro, o bien extender en la placa del horno y, una vez frio, podemos cortar la forma deseada.

Jarabe:

*Hervir el agua con el azúcar.

*Retirar del fuego y añadir el licor de fresas

Crema mousseline:

Comenzar elaborando la crema pastelera. En una cacerola pequeña, calentar la leche junto con las semillas de vainilla. Reservar en caliente.

Mezclar la maicena con el azúcar y añadir las yemas de huevo. Batir bien e, inmediatamente, blanquear la mezcla con las varillas.

Añadir la leche mezclada con la vainilla, todavía caliente, sobre la mezcla de yemas, azúcar y maicena, y mezclar bien.

Llevar al fuego de nuevo hasta que comience a hervir, sin dejar de revolver para evitar que se pegue. Mantener en el fuego bajo en hervor durante unos 8 segundos.

Quitar del fuego y añadir la mitad de la mantequilla. Revolver bien para que se funda.

Enfriar dentro de una bandeja. Cubrir con papel film.
Batir la mantequilla restante hasta que adquiera textura pomada. Añadir la crema pastelera, previamente alisada, a la mantequilla en varias veces.

Batir hasta obtener una crema perfectamente lisa y aireada.


Montaje:
Forramos un molde de aro con un plástico duro (es para facilitar el desmoldado) y ponemos una base de bizcocho. Lo emborrachamos con el almíbar ya frío.

Cortamos fresas a la mitad y las colocamos alrededor de todo el aro, colocamos también fresas por encima del bizcocho. Rellenamos completamente con la mousselina con ayuda de una manga pastelera (damos unos golpes secos para evitar que queden burbujas en su interior) y colocamos la segunda capa de bizcocho, apretando un poquito, y previamente emborrachado.

 

Metemos a enfriar para poder desmoldar sin problema. Una vez fría quitamos el molde y el plástico, podemos decorar la superficie con mermelada de fresas, a la cuál podemos añadir un poco de gelatina neutra, para que no escurra, y después con algún fruto rojo.

También podemos optar por una decoración clásica con pasta de almendras (tipo mazapán):

*100 gr de almendras crudas molidas

*100 gr de azúcar glass ( en polvo )

*30 gr de glucosa ( opcional pero muy recomendable )

*Clara de 1/2 huevo pasteurizada

*Colorante en gel o pasta alimentario rojo ( a elegir )

Mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos reposar, estiramos con ayuda de un rodillo y cortamos con ayuda del molde. Colocamos encima del bizcocho previamente untado con un poquito de la mousselina. Decoramos con las frutas por encima.

Ya está listo para disfrutarlo!!

Sonia Macías. Una Locura Llamada Cocina.

Foto: Pinterest

 

, ,

POLLO EN SALSA PEPITORIA Y PATATAS A LA IMPORTANCIA

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

Ya después del ajetreo de la navidad y la noche vieja. Ya vamos tomando el ritmo diario.
Hoy os traigo 2 recetas que casan muy bien, como anillo al dedo.

Receta para el Pollo en salsa pepitoria:

Para 4-6 personas:
-1 pollo mediano, troceado al gusto
-3 huevos
-120 cc de vino blanco, seco.
-1 cebolla y 3 ajos.
-1cucharada de harina, sal, pimienta, perejil picado.

– 8-10 almendras y unas briznas de azafrán.

-500-600 cc de agua.
-Aceite de oliva para freír.

ELABORACIÓN:

 

  1. Freiremos el pollo salpimentado, procurando que no lleve piel, a ser posible.
  2. Freiremos y medio sellaremos, reservamos.
  3. Mientras freímos el pollo, pelaremos y 4-5 patatas, las cuales cortaremos en rodajas de 0.5 cm.
  4. Las herviremos en una olla con agua y sal, junto con los 3 huevos. Dúrate 5-6 minutos. Escurriremos las patatas y pelaremos los huevos.
  5. Picamos la cebolla y los ajos finamente, y lo rehogaremos en el aceite de freír el pollo. Cuando empieza a transparentarse, añadiremos la cucharada de harina y la cocinaremos muy bien.
  6. Pondremos el vino y dejaremos evaporar el alcohol e inmediatamente añadiremos el pollo y el agua. Dejando que hierva a fuego suave durante 10-15 minutos.
  7. Mientras en un mortero majaremos las almendras y las yemas de los huevos duros con un poco de sal. Lo incorporamos a la cazuela del pollo.
  8. Corregimos de sal y añadimos el azafrán, y las claras del huevo troceadas, dejando que se cocine otros 10 minutos.
  9. Y mientras vamos a ir preparando la ” segunda receta “

PATATAS A LA IMPORTANCIA.

 

Ingredientes: Harina, huevo y aceite.

 

Con las patatas ya cocidas previamente, salpimentáremos y las pasaremos por harina y huevo batido para freírlas, dorándolas ligeramente.

 

Una vez fritas las patatas. Las añadiremos al pollo y que se cocinen 5 minutos conjuntamente..

 

……BUEN PROVECHO…..

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

, ,

Receta de la Leche Frita

 

Sonia Macías. Una Locura Llamada Cocina.

 

Esta época previa a la Semana Santa ha generado desde hace siglos un fenómeno gastronómico en torno a la Cuaresma, independientemente de las creencias religiosas de cada uno, y que aún hoy perviven. En cada región hay multitud de dulces típicos pero, sin duda, la leche frita es uno de los más solicitados y que, aunque  hay muchas pastelerías que las elaboran, hay gran tradición de prepararlas en las casas. Aquí os dejo una receta sencilla pero muy cremosa.

 

INGREDIENTES PARA LA CREMA:

  • ¾ l. de leche entera.
  • 100 gr. de azúcar glass.
  • 3 yemas de huevo.
  • La cáscara de 1 limón.
  • 80 gr. de almidón de maíz (maicena).
  • 40 gr. de mantequilla.
  • 1 rama de canela.
  • 1 vaina de vainilla.

 

PARA EL REBOZADO:

  • 3 huevos.
  • 100 gr. de harina.
  • 100 gr. de azúcar mezclado con una cucharada de canela.

 

ELABORACIÓN DE LA CREMA:

 

  1. En un cazo disponemos la leche, dejando reservado un vasito, y en ella vamos a proceder a incorporar la cáscara del limón (bien lavada), la rama de canela, la vaina de vainilla (previamente la habremos abierto y rascado su interior reservando las semillas para incorporarlas más adelante a la mezcla) y lo llevamos casi a ebullición.
  2. En ese punto bajamos la temperatura y lo retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y lo dejamos que infusione unos 5 minutos.
  3. Por otro lado, mezclamos el almidón de maíz con el vasito de leche que habíamos dejado reservado. Lo batimos bien para que no quede ningún grumo.
  4. En un bol ponemos las yemas con el azúcar y las batimos hasta que blanqueen. Añadimos la mezcla de almidón y leche anterior y lo batimos hasta que sea totalmente homogénea y sin grumos.
  5. Colamos la leche que manteníamos en infusión y la incorporamos las semillas de vainilla reservadas, la llevamos a media ebullición, incorporamos poco a poco la anterior mezcla removiendo continuamente con las varillas, sin parar hasta que espese. Es muy importante no dejar de remover porque puede pegarse en el cazo o incluso quemarse.

 

REPOSO DE LA CREMA:

 

  1. Vertemos la mezcla resultante en una bandeja o fuente rectangular para que tenga un grosor de entre medio o un centímetro, según nos gusten de gorditas.
  2. Las dejamos reposar un mínimo de 2 horas y después la cubrimos con un film que debe quedar en contacto con la superficie de la crema, para evitar que forme una costra. Así debe estar otras 2 horas mínimo.
  3. También podemos hacerlas por la noche para terminarlas al día siguiente, tienen que estar suficientemente reposadas y frías para poder manipularlas mucho más fácilmente.

 

FINALIZACIÓN DE LA LECHE FRITA:

 

Procedemos al corte de la leche frita, para ello podemos dar vuelta al molde, o bien cortar directamente, en porciones cuadradas o rectangulares de entre 3-5 cm. Pasamos las piezas por harina y huevo (las rebozamos) y las freímos en abundante aceite de girasol, o de oliva muy suave. Cuando tengan un color dorado las sacamos con ayuda de una espumadera y las dejamos reposar sobre un papel absorbente, retiramos los restos de huevo y barbitas que quedan adheridos a las piezas para que queden lo más limpias posibles. Las pasamos por la mezcla de azúcar y canela.

 

Se pueden comer tal cuál, pero a mí me gustan más tibias.

Estas son las clásicas, tal cuál las harían nuestras abuelas pero, también podemos darle un toque más innovador prescindiendo del rebozado y espolvoreándolas con azúcar y quemándolas con un soplete culinario o plancha por encima. Incluso en la versión clásica podemos añadir nuestro toque, rociando levemente con anís o cualquier otro licor que nos guste, por ejemplo Grand Marnier o Cointreau, para aromatizarlas, y posteriormente rebozarlas con el azúcar y la canela.

 

A disfrutarlas!!!

Sonia Macías. Una Locura Llamada Cocina.

,

CODORNICES EN ESCABECHE

Carlos Serrano Miralles. Una Locura Llamada Cocina.

Tan de moda están los escabeches, y tan antiguos… no deja de ser un guiso que por tener como componentes el aceite y vinagre servía de conservante. A medida que pasaba el tiempo, el sabor iba evolucionando y tornándose a mejor. Han curado mucha hambre en el pasado y siguen siendo un manjar si están bien equilibrados.

En este caso utilicé codornices, alimentadas de buena manera y criadas a su aire, pero perfectamente podéis utilizar la versión comercial, o sustituir por otro tipo de ave. Lo esencial de un escabeche es la presencia de aceite y vinagre, que le dan el sabor característico y su función conservante. Habitualmente suelen ser bastante avinagrados, en el que el elemento a escabechar se pierde con la acidez.

   En esta receta utilizaremos también el propio caldo de la codorniz, esto viene de la enseñanza de mi gran maestro de la Escuela de Hostelería de Toledo. Decía que un escabeche se componía de tres partes iguales que lo componían : aceite, vinagre y vino, caldo o agua. A partir de ahí, con el tiempo yo fui reflexionándolo y dándole mi toque.

Os explicare la versión que hice, que reconozco que es trabajosa, pero el resultado es meritorio de su tiempo, con una salsa equilibrada y una carne tierna.

Primero despiecé las codornices, en sus pechugas, alas, espalda, carcasa y muslos. Todo ello tras desangrarlo en agua y sal, lo seque y lo dore bien fuerte. Luego lo retire, para en ese mismo aceite pochar chalota, champiñón y zanahoria, una vez bien rehogado añadí los huesos , ya que los muslos y pechugas se cocerán directamente en el escabeche. Con las verduras y huesos juntos, cubrí de agua, y una cuarta parte en vino. Herví, y baje el fuego para concentrar el jugo, una vez tenia el sabor que buscaba lo cole. Quería un sabor limpio a codorniz, sin apenas especiar, puesto que luego llevaría aderezos en la composición del escabeche. Decir que en gran parte de los jugos dorados que hago añado un poco de soja, vinagre, azúcar y perrins, para aportar mayor profundidad de sabor.

A partir de ese jugo resultante, lo contaremos como 1/3 del total, los otros 2/3 serán una mezcla de aceite y vinagre. Cabe decir que utilicé un aceite suave de 0,4 y un vinagre de Chardonnay. Esa mezcla de jugo de codorniz, aceite y vinagre, la lleve al fuego acompañado de verduras y especias, para que todo se inficionase y mezclaran los aromas y sabores. Yo utilicé chalota, apio, zanahoria, rabanitos en el caso de la verdura. Y de especias, enebro, clavo, pimienta rosa, tomillo y romero. Añadir verduras y aderezos con mesura, si no lo tornareis muy agresivo de sabor. Una vez cocinado alcancé su sabor lo deje enfriar por si mismo.

Con la mezcla del escabeche en su punto, procedí de principio a la cocción de los muslos primero. Para ello previamente herví tarros de cristal cerrados, durante diez minutos, partiendo de agua fría, a fin de esterilizarlos. Tras enfriarlos con agua fría, los rellene con el escabeche y los muslos.

Ahora partiendo de frio elaboraremos el guiso de los muslos, a partir del primer hervor contaremos otros 15 minutos, y volveremos a enfriar los tarros.

Este proceso doble de cocción, es a fin de ajustar el tiempo a cada pieza de carne, para quedarnos con una carne seca, sino tierna y que libere su sabor a la salsa. La segunda fase será con las pechugas, que meteremos en el bote una vez frio, y volveremos a hervir desde agua fría. Cuando empiece el hervor contaremos 3 minutos, para después volver a enfriar.

Ya con esta ultima cocción tenemos finiquitado nuestro elegante escabeche, en el que respetamos la cocción de cada parte. De ahí queda que dejemos reposar sin prisa en la nevera nuestros tarros, que perfectamente nos duraran meses y su sabor ira desarrollándose con el tiempo.

Cabe decir que todos estos pasos, destinados a una mejor cocción de las carnes, las podéis simplificar con el ave entera y guisarla en la mezcla de aceite, vinagre, verduras y especias, y agua. Lo importante es lograr una salsa equilibrada, y una carne que no quede estropajosa.

 

Además de todo esto , hice un pate simple con los corazones e hígados del ave. A partir de los interiores rehogados ,chalota, nata y bien de pimienta.

Este escabeche a mi me invita a comerlo sobre una buena rebanada de pan tostado, de miga gorda, que se empape bien de la salsa. Y comer la carne con sus verduras y su salsa.

Carlos Serrano Miralles. Una Locura Llamada Cocina.

,

JARRETE DE CORDERO Y EL MAGREB

Carlos Serrano Miralles. Una Locura Llamada Cocina.

INGREDIENTES:

* 1 unid por persona de JARRETE DE CORDERO.

*50 gr. MANTEQUILLA.

*50 gr. NATA.

*50 gr. VINO TINTO.

*250 gr de AGUA

* 80 gr por persona de PATATA.

*1/2 NABO.

*1/4 MANOJO DE MENTA.

*1/2 CEBOLLA.

*1 ZANAHORIA.

*20 gr. APIO.

*2 CUCHARADAS DE RAS EL HANOUT.

*2 CUCHARADAS DE MOSTAZA.

*5 gr. de CANELA.

*SAL.

PASOS:

  1. REALIZAR UN SOFRITO CON LAS VERDURAS SALVO LA PATATA Y LOS NABOS. (Sofrito bien pochado: cebolla, ajo, zanahoria, apio)
  2. DORAR LOS JARRETES Y AÑADIR AL SOFRITO.
  3. CUBRIR DE AGUA Y NATA LA ELABORACIÓN ANTERIOR, ESTOFAR. (Es una pieza que conviene guisar o asar lentamente. Mojar con vino y evaporar el alcohol. Cubrir de agua y un 20 % en nata, añadir el RAS EL HANOUT y estofar despacio. Cuando la carne se separe del hueso retirar la carne y reducir la salsa.)
  4. ASAR LA PATATA CON MANTEQUILLA Y SAL HASTA QUE ESTE TIERNA. (Las patatas lavarlas bien y asarlas lentamente a 150 grados, hasta que estén tiernas)
  5. COCER LOS NABOS CON CANELA.

Desarrollo y contexto de la receta:

  El cordero, ese producto tan nuestro y de los amigos de EL MAGREB. En esta elaboración , he hecho uso de Ras EL Hanout, que lo podemos considerar como el curry de los magrebíes. Es una mezcla de especias (canela, cardamomo, cilantro, cúrcuma, jengibre, pimientas…), se comercializa seco y cada vez es mas fácil encontrarlo. Tiene mucho aroma y potencia de sabor, es dulzón y utilizarlo poco a poco.

 

  En esta receta utilizaremos el jarrete o brazuelo, que es la parte de la pierna que va de la rodilla al tobillo del cordero para entendernos. Mas que valido la paletilla, el cuello, o adaptar con cerdo, pollo e incluso ternera. El precio del jarrete es muy económico, yo prefiero de un cordero que no es lechal, pues el sabor y tamaño no me convencen para esta elaboración. Es una pieza que conviene guisar o asar lentamente, su salsa posee cuerpo y un gran sabor por la presencia de colágeno. Es un producto muy interesante y económico.

  Vamos a darle caña, salar los jarretes y dorarlos fuerte en la sartén. Añadírselo a un sofrito bien pochado (cebolla, ajo, zanahoria, apio), mojar con vino y evaporar el alcohol. Cubrir de agua y un 20 % en nata, añadir el RAS EL HANOUT y estofar despacio. Cuando la carne se separe del hueso retirar la carne y reducir la salsa.

  Para las patatas, lavarlas bien y asarlas lentamente a 150 grados, hasta que estén tiernas. Salarlas y aportarles alguna grasa, yo mantequilla que le aporta un dulzor muy guapo. Esas patatas como están bien lavadas, las trituraremos con su piel, que les confiere mas sabor aún y donde se concentra el sabor a asado. Añadir agua y mostaza al gusto.

  El nabo pelarlo y cocerlo acompañado de canela. La combinación la descubrí en el restaurante Montia (El Escorial, Madrid) y no me pudo gustar mas. Yo saqué bolas, y las cociné en mantequilla, agua y canela.

La hierba fresca mas usual con el cordero es la menta, basta con que lo piquéis. Yo hice perlas a partir de su licuado con ayuda del agar agar y aceite frio.

Como final, dorar la carne y añadir la salsa, ir impregnado a fuego no muy alto, hasta que brille y diga: “cómeme cómeme”.

  Decir que añadí pétalos de rosa a los nabos, y los jarretes los deshuesé. Es muy de mi criterio, en muchas elaboraciones presentarlas sin hueso, debido a que busco que la gente se limite a disfrutar de la cocina sin obstáculos. Evidentemente lo cocino con el hueso, que aportará sabor tanto a la carne como a la salsa.

Espero que os guste, asi que a darle tralla.

Carlos Serrano Miralles. Una Locura Llamada Cocina.

, ,

Sableé de Chocolate y Caramelo

 

Sonia Macías. Una Locura Llamada Cocina.

 

   Hoy compartimos una receta muy rica y fácil de hacer, además de ser muy versátil ya que con la misma masa sableé podemos utilizarla para hornear galletas de formas una tarde con los niños. La ganache nos puede servir en numerosas recetas, hasta para hacer trufas y bombones, y el caramelo para acompañar nuestros postres y helados, e incluso para rellenar cupcakes.

INGREDIENTES:


Masa sableé:
-160 gr. de harina
-40 gr. de azúcar
-100 gr. de mantequilla en dados
-1 huevo

Ganache de chocolate:
-150 ml . Nata para montar (35%)
-125 gr. Chocolate negro (con 63 % de cacao mínimo)
-15 g de mantequilla

Relleno de caramelo:
-Media taza de azúcar moreno
-Una taza de nata para montar (35%)
-1 cucharadita de mantequilla

PREPARACIÓN:

  1. En primer lugar vamos a realizar la base de sableé, para ello mezclamos la harina y el azúcar y lo disponemos en una mesa con forma de volcán, dejando un hueco en el centro, y allí colocamos el huevo y la mantequilla.
  2. Amasamos todo hasta que la masa quede bien homogénea y le damos forma de bola.
  3. Tapamos con un papel film y dejamos reposar media hora en la nevera, transcurrido el tiempo amasamos ligeramente para extender la masa y forrar un molde, de unos 20 cm de diámetro, si es desmontable mejor. 
  4. Pinchamos ligeramente la superficie y metemos a hornear a 180° durante 15-20 minutos. Dejamos enfriar.

Mientras tanto podemos ir realizando la ganache:

 

  1. Ponemos el chocolate troceado en un bol. 
  2. Por otro lado, ponemos a hervir la nata y la llevamos a ebullición. La retiramos del fuego y se la  vamos añadiendo al chocolate poco a poco removiendo hasta que emulsione. Añadimos la mantequilla y continuamos removiendo hasta que obtengamos una consistencia fina y homogénea. Dejamos  que se asiente.

  3. Vamos a realizar la crema de caramelo, para ello
    vamos a echar el azúcar moreno junto a la mantequilla en un cazo y calentar al fuego sin remover hasta que empiece a fundirse. 
  4. Cuando burbujee hay que mover bien en círculos para que el caramelo deslice y no quede ni un grano suelto.
  5. Cuando esté homogéneo retiramos del fuego y echamos la nata, removemos un poco y lo volvemos a poner al fuego. Si se nos quedan restos de azúcar pegados a la cuchara no pasa nada, con ayuda de otra cuchara los despegamos y volvemos a meter dentro  para que se vuelvan a deshacer con el calor.
  6. Dejamos que la mezcla hierva y espese, removiendo de vez en cuando. Bajamos el fuego a medio bajo y seguimos dando vueltas con la cuchara para que no queden restos en las paredes.
  7. Así hasta que tenga la consistencia suficiente para hacer el relleno, si la queremos para adornar la dejaremos un poco más líquida.

    MONTAJE:

   Cogemos la base de galleta y, con ayuda de una manga pastelera, rellenamos con la ganache hasta algo menos de la mitad.

   Disponemos en el centro una capa de caramelo, sin llegar hasta los bordes, completamos el relleno con el resto de ganache hasta el borde de  nuestra galleta.

  Podemos decorar por arriba con unos pétalos de sal, o polvo de avellana molida.

Sonia Macías. Una Locura Llamada Cocina.

,

POLLO AL ESTILO DE ANGELA

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

Ingredientes:

  • 1 pollo de 2 k aprox.
  • 2 huevos.
  • 1 cebolla y 2 ajos.
  • 1 pimiento morrón.
  • Sal.
  • Pimienta 
  • Laurel.
  • 4 cucharas de aceite ( oliva )
  • 1 tómate.
  • Un puñado de guisantes o arveja.

PROCEDIMIENTO:

1.        En una cazuela, freiremos el pollo con el aceite previamente salpimentado. Cuando este dorado, lo reservaremos.

2.        Hervir los huevos 8-10 minutos. Pelar y reservar.

3.        Pelaremos y picaremos la cebolla y los ajos. Freiremos en el aceite del pollo. Rehogar a fuego suave unos minutos.

4.         Añadiremos los guisantes y el pimiento cortado a tiras y seguiremos rehogando, otro poco mas. Salpimentaremos un poco mas y añadiremos el tomate cortado a cubos. Rehogar bien unos minutos.

5.        Incorporar el pollo frito y cubrir con agua.

6.        Cuando empiece a hervir, añadiremos los huevos duros, cortados en trozos.
Subir el fuego y que hierva durante 10 minutos, aprox.

7.        Corregir de sal si hace falta.

8.        Pasado ese tiempo apagar el fuego y dejar reposar.

Buen provecho.

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

,

Guiso de carne de ternera tipo Ragú

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

Para 5-6 personas.

Ingredientes:

  • 1k. De carne de ternera a tacos de 2×2
  • 1\4 k de guisantes( arveja )
  • 2 zanahorias medianas.
  • 1 cebolla
  • 4 ajos.
  • 1 pimiento.
  • 2 tomates.
  • 1\4 litro de vino.
  • 3 patatas.
  • Aceite de oliva para freír.
  • Sal.
  •  Pimienta.
  • Perejil.
  • Pimentón rojo.
  • 2 hojas de laurel.

  Procedimiento:

  1. Cortaremos la carne a tacos del 2×2 cm. La pondremos en un recipiente con el vino, reservar durante 30-45 minutos.
  2. Mientras picaremos las verduras y pelaremos las patatas, que reservaremos.
  3. En una olla o cazuela amplia pondremos a calentar 5- 6 cucharadas de aceite y añadiremos la carne bien escurrida, salpimentaremos y dejaremos dorar ligeramente. Reservar. 
  4. En el mismo aceite añadiremos los ajos enteros aplastados y dotaremos. Añadiremos la cebolla y cuando este transparente pondremos la zanahoria y el pimiento. Rehogar bien a fuego medio. Salpimentaremos. 
  5. Añadiremos el laurel y los guisantes. Removeremos bien unos minutos y añadiremos la carne en tacos.
  6. Pondremos el vino que dejamos la carne macerando y el doble de agua. 1 cucharadita de pimentón. 
  7. Dejaremos que hierva todo junto durante 30 minutos. Remover de vez en cuando. 
  8. Ya cuando veamos que el guiso este casi hecho, lo apartaremos del fuego y pondremos a freír las patatas a tacos sin dejar que se doren mucho.
  9. Escurriremos bien, y lo añadiremos al guiso dejando que cueza todo junto . si vemos que nos falta caldo. Poner un poco de agua, comprobar de sal.
  10. Picar un poco de perejil y añadiremos a ultima hora.

Consejo: Este tipo de guiso, gana en sabor si lo hacemos de un día para otro.

 

Buen provecho.

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

 

¿Qué te parece la receta? ¿Te gustan este tipo de guisos? Déjanos tu comentario aquí debajo.

,

CALAMARES O CHIPIRONES RELLENOS

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

Para esta ocasión utilice una receta muy sencilla pero muy tentadora.

Receta para 5-7 personas.

Ingredientes:

1 k de calamar o chipirón.
1\4 de k de langostinos.
Una taza de Arroz.
Uvas pasas.
1 huevo.
1 cebolla
2 ajos.
Tomate frito.
Perejil, sal, pimentón rojo o paprika, pimienta, aceite de oliva. Vino blanco ( seco ).

Elaboración:

1.        Limpiamos los calamares o chipirones muy bien. Al igual que los langostinos.

2.        Las cascaras y cabezas de los langostinos las reservaremos unos instantes.

 

3.        Ponemos agua a hervir para cocinar el huevo y aparte también cocinamos una taza de arroz. Dejar que hierba 5-6 minutos, colar el arroz y enfriarlo inmediatamente.

4.        Pelar y picar el huevo duro. Reservar.

 

5.        Con las aletas y las patitas de los calares lo picaremos todo muy finito y haremos lo mismo con los langostinos. Mezclaremos todo junto con el arroz y el huevo duro y un puñadito de pasas.

6.        Salpimentaremos y pondremos un chorrito de aceite, removeremos con delicadeza y pasaremos a rellenar los calamares.( sin llenarlos mucho, ya que inflan )Los sellaremos bien con un un mondadientes. Reservar unos minutos

 

7.        Con las cabezas y las cáscaras de los langostinos vamos a preparar una salsa para darle y potenciar el sabor. Freiremos en una cazuela o una olla pequeña con un poco de aceite y sal. Aplastando muy bien las cabezas para sacarles el jugo. Añadiremos un poco de agua y dejaremos hervir 5 minutos.
Todo esto lo pasaremos por un triturador y colaremos, reservar el caldo.

 

8.        En una sartén amplia pondremos un chorro de aceite. Lo justo para marcar los calamares por ambos lados 2 minutos. Reservar.

 

9.        Picamos la cebolla y el ajo finamente y lo rehogados en la sartén o cazuela donde sellamos los calares. Salpimentamos y añadimos el tomate frito. Rehogados bien unos minutos. Añadimos el caldo de las cabezas de los langostinos y medio vasito de vino blanco.
 Esperamos que arranque a hervir e incorporamos los calamares rellenos.
Tapamos y dejamos cocinar todo a fuego muy suave casi lento durante 30-35 minutos. Volteándolos de vez en cuando. Antes de sacarlos del fuego añadiremos un poco de perejil picado.

BUEN PROVECHO.

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

,

HONGOS y SETAS EN ESCABECHE

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

 

 INGREDIENTES:

-200 gramos de setas: robellón, hongos, cardo, champiñón. Pueden ser frescos o de lata.

-1 Pimiento rojo.

-1 Cebolla.

-2 Diente de ajo grande.

-2 Zanahorias pequeñas.

-Unos granos de pimienta enteros.

-Pimienta en grano molida.

-1/2 cucharita para café de pimienta blanca molida.

-50 ml de vinagre de vino blanco.

-100 ml de aceite de oliva o girasol.

-3 hojas de laurel.

-Sal.

 

PREPARACIÓN:

 

  1. Si las setas son frescas, lavarlos muy bien y cocinarlos en agua con un poquito de sal.
  2. Pelar, lavar y cortar las zanahorias en rodajas muy finas.
  3. Pelar, lavar y cortar la cebolla, primero por la mitad y luego laminar cada una de las mitades.
  4. Lavar el pimiento y cortarlo en tiras finas. (juliana)
  5. Pelar, lavar y cortar los diente de ajo en laminas.
  6. Cortar las setas en tiras.
  7. En una cacerolita, poner a calentar el aceite para sofreír el ajo, la cebolla, las zanahorias y el pimiento rojo.
  8. Incorporar los granos de pimienta, la pimienta en grano molida, la pimienta blanca molida, el laurel y un poquito de sal.
  9. Sofreír hasta que las verduras estén tiernas.
  10. Incorporar el vinagre.
  11. Cocinar durante unos 5 minutos.
  12. Por último, incorporar las setas.
  13. Mezclar todo y cocinar durante un par de minutos. Probar de sal.
  14. 14.Colocar la preparación caliente dentro de un recipiente de vidrio con tapa, cerrar bien y darle la vuelta al revés para que haga el vacío.

 

Guardarlos en la nevera durante por lo menos 5 días sin abrirlos para que tomen sabor del escabeche.

 

José Luis Edo. Una Locura Llamada Cocina.

 

¿Que te parece la receta? ¿Te animas a prepararla en casa? Déjame tu opinión aquí debajo.