, , Recomendaciones Dietéticas Para Patologías De La Glándula Tiroides
ensalada tiroides

Articulo publicado por nuestro colaborador Rafael Gómez y Blasco con Marta Garcia Bernat para Una Locura Llamada Cocina.

  La dieta debe ser sana, variada y equilibrada. Debe contener frutas, vegetales, cereales preferiblemente integrales, pescado, carnes, huevos y lácteos.ensalada tiroides

  En ocasiones se recomiendan dietas bajas en grasa, ya que las hormonas tiroideas intervienen en el metabolismo de las grasas provocando dislipemias (alteración de los niveles de lípidos en sangre: aumentando colesterol total, colesterol LDL y la relación entre ambos). No abusar de alimentos procesados (patatas fritas, sopas de sobre, precocinados, congelados, conservas, harinas refinadas, bollería), alimentos de origen animal (carnes muy grasas como el cordero, el cerdo o productos cárnicos elaborados), huevos y lácteos.

Es importante tener un aporte correcto de yodo, ya que interviene en el metabolismo de las hormonas tiroideas. Consumir en cantidades razonables y moderadas sal yodada, pescados (3-4 veces por semana, combinando pescados blancos y azules. Los pescados azules como el salmón, las sardinas, el pez espada o la trucha contienen además omega 3 con función antiinflamatoria para contribuir a la mejora de la inflamación de la glándula tiroidea).  De manera esporádica se pueden consumir mariscos como almejas, gambas y mejillones (por ejemplo, con la paella)

dieta tiroides

Controlar el aporte de hierro en la dieta. Consumir carnes rojas magras (no más de dos veces por semana) y legumbres con regularidad (2-3 veces por semana). Para mejorar la biodisponibilidad del hierro, tomar de postre frutas ácidas (naranja, mandarina, kiwi).

recomendaciones dieta tiroides

   Controlar el aporte de selenio. Cumple funciones en el metabolismo hormonal y es antioxidante. Se encuentra en alimentos como frutos secos (nueces), pepino, espárragos, tomate, ciruela, melón, melocotón, vísceras, carnes y huevos.

  No abusar del consumo de alimentos vegetales cianógenos (coliflor, brócoli, repollo, coles de Bruselas, semilla de mostaza, nabo, bambú y mandioca). Consumir preferentemente otras verduras como judías verdes, acelgas, espinacas, lechuga, escarola, canónigos.

ensalada tiroides

  No abusar del consumo de soja ni derivados (leche de soja, brotes de soja, tofu…).

  Una dieta rica en antioxidantes y alimentos con actividad antiinflamatoria es beneficiosa. Incluir alimentos ricos en antioxidantes, omega 3, y fibra (verduras, frutas, cereales integrales, pescados)

   Una dieta hipoalergénica puede tener efectos beneficiosos respecto a la posible reducción de los anticuerpos antitiroideos. Los alimentos que con frecuencia producen alergias e intolerancias y pueden interferir en el metabolismo general son: cereales con gluten, leche con lactosa, frutos secos, huevos, frutas con piel. Si se sospecha de una posible afectación por parte de alguno de estos alimentos, recurrir a la eliminación del mismo durante un periodo de tiempo suficiente que permita valorar si existe una mejoría, siempre de uno en uno.

Una dieta hipoalergénica

  La reducción o la abstinencia del gluten mediante la supresión dietética de cereales como el trigo, la avena, la cebada y sus derivados, puede contribuir a la mejora de estas anomalías.

1 comentario
  1. Rosa María Saavedra Martínez
    Rosa María Saavedra Martínez Dice:

    Un artículo muy interesante¡ Gracias por pensar en las personas con este tipo de patología¡ un saludo¡

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *