,

¿Reconocemos el auténtico sabor de la comida?

reconocemos los autenticos sabores

Estamos intentando alimentarnos sin consumir alimentos.

   Hace unas semanas escribiendo mi articulo “¿A que saben los tomates?” me surgió una importante reflexión sobre los sabores de los alimentos en general. Aquel articulo concluye que todos los menores de 40 años muy difícilmente conocemos el sabor real del tomate y podriamos decir que así es con muchísimos productos mas.

  Desgraciadamente, en general, prolifera mas la comida industrializada que la casera hasta el punto que gran parte de la población llega a preferir productos industrializados a caseros ya que sus memorias gustativas se han aclimatado a sabores puramente industriales porque mayormente han consumido una “comida” que no provenía de una cocina casera o tradicional, sino de una fabrica donde en la mayoría de los casos se abusa del azúcar y de los diversos productos químicos que lógicamente afectan negativamente a nuestra salud.

   Si vive en una gran ciudad le ofrezco un reto, en pueblos puede ser mas fácil: salga a la calle, a  diferentes bares y restaurantes e intente encontrar algo tan simple como unas croquetas 100% caseras, repito: CASERAS. Cada día es algo mas difícil de conseguir.

 comemos comida de verdad?

¿Y un flan de huevo casero?

   Porque un flan de huevo casero no se elabora a partir de los sobres que venden en los supermercados a los cuales le añadimos leche u agua para poder cocinarlos. Me siento muy orgulloso de no haber usado nunca esa mierda. La situación es tan critica que mucha gente piensa que comprar productos pre elaborados de origen industrial y que terminas de preparar en casa son productos caseros. Pues no, lo siento pero bajo mi punto de vista no es ni casero ni se le puede llamar cocinar.

  El cuerpo humano se adapta a casi todo y en el tema alimenticio tenemos una excepción, no estamos preparados para comer de todo lo que tenemos a nuestra disposición.

  Desgraciadamente estamos siendo intoxicados por todos lados porque si hablamos de una mala alimentación es fácil saber que su composición es dañina para el organismo sin necesidad de conocer el nombre de las sustancias peligrosas que contiene pero:

¿y si hablamos de las sustancias dañinas que tienen los alimentos que en teoría son saludables?

 

Arsénico: aparece en zumos de manzana, aguas potables, hojas de vegetales y en el germen de los granos que luego cultivan.

Mercurio: Se encuentra principalmente en el pescado.

Dioxinas: Contaminan las aguas y aparecen en los animales de ganado. Aparecen en Lácteos, huevos, carnes y aves.

Bisfenol A: Se encuentra en botellas y latas.

Ftalatos: Se utiliza en los paquetes que frecuentemente conservan los alimentos que luego vamos a consumir, también en los de comida rápida y en recipientes para calentar en microondas.es sano lo que comemos

Hormonas: Es muy simple de entender: Si se le inyecta estrógeno a la vaca y tu te comes parte de la vaca, tu lo absorbes.

BHA y BHT: Son conservadores de alimentos. Aparecen en aceites, frituras industriales, repostería y en cereales.

Nitritos y nitratos de sodio: Aparecen en conservas, embutidos, carnes saladas y en los ahumados.

Bromato de potasio: Se encuentra en las harinas para conseguir que el pan sea mas esponjoso. Ya no como mas pan.

 Si continuo enumerando mas sustancias creo que que van a optar por no comer de nada o darse por vencidos y descuidar totalmente su alimentación, cosa que no deseo que ocurra.

 

El origen del problema

  “Si no tiempo para comprar comida, ¿Cómo se puede tener tiempo para cocinarla?” Cierto.

  Uno de los principales orígenes de este problema es el estar perdiendo el uso de “La Dieta Mediterránea”, estandarte gastronómico y cultural que ceñía unas reglas que mantenían nuestra alimentación perfectamente estabilizada.

  Se está perdiendo la educación a la hora de alimentarse y actualmente existen personas que no beben agua en meses o años, no comen frutas, prescinden de las verduras y que incluso han probado el pescado en contadas ocasiones a lo largo de toda su vida. Actualmente hay muchas personas que prescinden de todo lo anteriormente dicho y de jactan de ello.  Creen que es gracioso decir: “El agua para los sapos” pero cuando el cuerpo empieza a fallar y vienen los sustos, se acaban las risas.

  Señores/as, estamos hablando de las vidas de las personas, es un tema serio.

reconocemos los autenticos sabores

¿El futuro de la comida?

  Soy de la opinión que se va a poner un control, al igual que se hace con todo en la actualidad. La solución pasa por diferenciar a los restaurantes que realmente cocinan a los que regeneran comida pre elaborada. Esto es una necesidad inminente que en Francia pronto comenzará a funcionar y que el resto de país comenzará también a aplicar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *