, ,

Sableé de Chocolate y Caramelo

 

Sonia Macías. Una Locura Llamada Cocina.

 

   Hoy compartimos una receta muy rica y fácil de hacer, además de ser muy versátil ya que con la misma masa sableé podemos utilizarla para hornear galletas de formas una tarde con los niños. La ganache nos puede servir en numerosas recetas, hasta para hacer trufas y bombones, y el caramelo para acompañar nuestros postres y helados, e incluso para rellenar cupcakes.

INGREDIENTES:


Masa sableé:
-160 gr. de harina
-40 gr. de azúcar
-100 gr. de mantequilla en dados
-1 huevo

Ganache de chocolate:
-150 ml . Nata para montar (35%)
-125 gr. Chocolate negro (con 63 % de cacao mínimo)
-15 g de mantequilla

Relleno de caramelo:
-Media taza de azúcar moreno
-Una taza de nata para montar (35%)
-1 cucharadita de mantequilla

PREPARACIÓN:

  1. En primer lugar vamos a realizar la base de sableé, para ello mezclamos la harina y el azúcar y lo disponemos en una mesa con forma de volcán, dejando un hueco en el centro, y allí colocamos el huevo y la mantequilla.
  2. Amasamos todo hasta que la masa quede bien homogénea y le damos forma de bola.
  3. Tapamos con un papel film y dejamos reposar media hora en la nevera, transcurrido el tiempo amasamos ligeramente para extender la masa y forrar un molde, de unos 20 cm de diámetro, si es desmontable mejor. 
  4. Pinchamos ligeramente la superficie y metemos a hornear a 180° durante 15-20 minutos. Dejamos enfriar.

Mientras tanto podemos ir realizando la ganache:

 

  1. Ponemos el chocolate troceado en un bol. 
  2. Por otro lado, ponemos a hervir la nata y la llevamos a ebullición. La retiramos del fuego y se la  vamos añadiendo al chocolate poco a poco removiendo hasta que emulsione. Añadimos la mantequilla y continuamos removiendo hasta que obtengamos una consistencia fina y homogénea. Dejamos  que se asiente.

  3. Vamos a realizar la crema de caramelo, para ello
    vamos a echar el azúcar moreno junto a la mantequilla en un cazo y calentar al fuego sin remover hasta que empiece a fundirse. 
  4. Cuando burbujee hay que mover bien en círculos para que el caramelo deslice y no quede ni un grano suelto.
  5. Cuando esté homogéneo retiramos del fuego y echamos la nata, removemos un poco y lo volvemos a poner al fuego. Si se nos quedan restos de azúcar pegados a la cuchara no pasa nada, con ayuda de otra cuchara los despegamos y volvemos a meter dentro  para que se vuelvan a deshacer con el calor.
  6. Dejamos que la mezcla hierva y espese, removiendo de vez en cuando. Bajamos el fuego a medio bajo y seguimos dando vueltas con la cuchara para que no queden restos en las paredes.
  7. Así hasta que tenga la consistencia suficiente para hacer el relleno, si la queremos para adornar la dejaremos un poco más líquida.

    MONTAJE:

   Cogemos la base de galleta y, con ayuda de una manga pastelera, rellenamos con la ganache hasta algo menos de la mitad.

   Disponemos en el centro una capa de caramelo, sin llegar hasta los bordes, completamos el relleno con el resto de ganache hasta el borde de  nuestra galleta.

  Podemos decorar por arriba con unos pétalos de sal, o polvo de avellana molida.

Sonia Macías. Una Locura Llamada Cocina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *